El arnés de seguridad, para ser el Spiderman de la obra

14/10/2019

Como nuestras últimas campañas están muy centradas en la protección laboral, vamos a dedicar este artículo a un elemento clave en esta materia: el arnés de seguridad. Este tipo de equipo de protección individual (EPI) desempeña la importante función de prevenir o protegernos de caídas.


Si realizas algún tipo de trabajo de altura y necesitas un arnés de seguridad, o si ya tienes uno, pero no estás seguro de si es el indicado, vamos a resolverte todas las dudas analizando das diferentes modalidades.

Principalmente podemos clasificar los arneses de seguridad según el tipo de sujeción, el grado de protección y el tipo de uso que vamos a darle.

Componentes de los arneses de seguridad

Pero antes de ponernos a analizar los tipos de arneses, vamos a conocer cuáles son sus componentes principales y qué funciones tienen:

Tiras de seguridad: sirven para rodear el cuerpo, para sujetarlo y protegerlo. Están fabricadas de un compuesto de poliéster que garantiza mayor seguridad y resistencia.

  • Anillos D: son las argollas que enganchan los conectores que unen el arnés con los puntos de anclaje. Están fabricadas en acero o aluminio para que sean resistentes.
  • Puntos de ajuste: su función es ajustar el arnés al cuerpo de cada trabajador.
  • Almohadillas: protegen los puntos del cuerpo en donde el arnés sujetará con más presión.
  • Herrajes: están colocados en los puntos de unión donde el arnés recibe más presión en caso de una caída.

Clasificación de los arneses

Estos son los tipos de arneses en función de la finalidad para la que vamos a usarlos:

  • Arnés de cintura o cinturón de sujeción: como el nombre indica, consiste en un cinturón, tiene un anclaje en la parte delantera y su función es prevenir la caída (no está indicado para retenerla). Permite limitar la longitud en la que el usuario trabaja y evitar que llegue a una zona con riesgo de caída. Por ejemplo: en trabajos en tejados, para evitar que los operarios puedan llegar a los bordes.
  • Arnés de asiento: consta de un cinturón conectado con sujeciones en las perneras. Al igual que el anterior, está pensado para la prevención de las caídas. Se usa para ascender o descender al lugar de trabajo. Por ejemplo: para bajar a realizar trabajos en pozos.
  • Arnés anticaídas: consta de un enganche situado a la altura del esternón que conecta las cintas de seguridad de los hombros y piernas. Su función no es prevenir la caída sino detenerla.
  • Integrales: este arnés es la combinación de los tres anteriores. Sirve tanto para prevenir como para detener las caídas y consta de al menos 5 puntos de enganche.

arnés de seguridad

Grados de protección de los arneses de seguridad

  • Clase 1: posicionan al trabajador en un determinado sitio y previenen su caída, pero no la detienen.
  • Clase 2: previenen la caída en sitios resbalosos, pero no protegen de caídas libres en vertical. Se usan, por ejemplo, en trabajos en tanques o instalaciones subterráneas.
  • Clase 3: protegen de cualquier tipo de caída libre.

Modelos de arneses de seguridad según su uso

Dentro de los arneses de seguridad de clase 3, podemos diferenciar variedades en función del tipo de trabajo al que van a destinarse: entornos sucios, con poca luz, con peligro eléctrico…

  • Arnés de seguridad de uso general: están diseñados para propósitos generales.
  • Arnés de seguridad para ambientes sucios: para trabajos en ambiente con aceites, alquitranes, polvillo, pinturas y otros productos que puedan corroer el arnés. Por esto, están recubiertos con un material protector impermeable, que impide el contacto directo de las sustancias con los herrajes o el poliéster. Este arnés se debe limpiar y revisar el arnés después de cada trabajo para garantizar que se mantiene en óptimas condiciones.
  • Arnés de seguridad para trabajos de electricidad en altura o arneses de seguridad eléctricos: se usan en trabajos cercanos a campos eléctricos. Los herrajes y anillos D están recubiertos con un material que los aísla para evitar que se energicen.
  • Arnés de seguridad para trabajos en la vía pública: indicados para trabajos en noche, con poca luz o niebla, como el mantenimiento de luminarias o semáforos. Tienen material reflectivo para lograr una alta visibilidad en cualquier condición.
  • Arnés de seguridad para soldadura: indicados para trabajos donde hay riesgo de salpicaduras de chispas. Están fabricados con un material de fibras sintéticas que resiste salpicaduras de chispas de hasta 370º.

¿Sabías que existía tanta variedad de arneses de seguridad? Teniendo en cuenta las especificaciones de cada uno, podrás ver que es muy importante dar con el adecuado. Si no acabas de tener claro cuál es el apropiado para tu trabajo, no dudes preguntar a nuestros técnicos en tu CLICKFER más cercano.